A pesar de que es uno de los sentidos fundamentales para garantizar nuestra supervivencia, la vista es al que más sencillo resulta engañar. Una prueba de ello, es la obra de la artista holandesa Wies Preijde, un conglomerado de estructuras de hilo, en las que se hace bastante complicado distinguir en multitud de ocasiones donde está el espacio real.

Coloridas ilusiones opticas tejidas a mano

Se hace complicado, porque es un espacio plano, en el que se combinan toda una serie de líneas tejidas a mano por Wies en diferentes colores y direcciones, en las que nuestros ojos creen ver espacios y profundidades que no son reales.

¿Por qué sucede este fenómeno?

Pues porque nuestros ojos y cerebro están preparados de tal manera que no son capaces de darse cuenta si lo que tienen ante ellos es un espacio real o ficticio en un primer momento. A este engaño, también ayuda que la artista haya mezclado partes ficticias con verdaderas, diferencias de grosor, color y dirección de los hilos y sobretodo, que las paredes de esta composición permitan que la luz las atraviese creando luces y sombras.

Un efecto, que la autora ha utilizado deliberadamente para llamar la atención de los visitantes y hacer que exploren el lugar intentando descubrir las partes reales del mismo.

Más imágenes e información en:  Wies Preijde

Coloridas ilusiones opticas tejidas a  mano

Coloridas ilusiones  opticas tejidas a mano

Coloridas  ilusiones opticas tejidas a mano

Posts relacionados