Estamos convencidos de que si nadie viera el aspecto externo de esta genial biblioteca, muy pocas personas podrían adivinar el material con el que ha sido realizada. Y es que, a pesar de los cientos de detalles que ha conseguido incluir su autora, Kathy Knaus, en ella dándole este aspecto tan llamativo, su interior es una tarta.

Una pequeña biblioteca instalada en un  lugar inesperado

Una preciosa tarta de cumpleaños creada con mucho mimo por esta simpática ama de casa, en la que se representa un pequeño rincón de una biblioteca en el que aparecen todos los elementos que se pueden encontrar en cualquiera de estos edificios, con cierta antigüedad, del mundo.

Cosas tan complicadas de representar como las cubiertas de los libros o las lámparas con las que los usuarios pueden leer sus páginas sin dejarse los ojos en el intento, a las que Kathy consigue dar un aspecto bastante verosímil. No son las únicas cosas que admirar en esta pequeña obra de arte creada con bizcocho, ya que además de todo esto, reproduce con exactitud el suelo, exterior e incluso los libros desperdigados por encima de la mesa que cualquier estudiante podría llegar a tener mientras realiza un trabajo o busca información para completar sus apuntes de cara a un examen.

Más tartas en: Kathy Kaus

Una pequeña biblioteca instalada en un lugar inesperado

Una pequeña biblioteca  instalada en un lugar inesperado

Posts relacionados