A menudo, cuando revisamos una imagen que hemos tomado de un lugar determinado durante uno de nuestros viajes o vacaciones, pensamos en lo maravilloso que sería poder captar en la misma, algún detalle que la haga completamente única e irrepetible.