Murales anamórficos en los que cuesta distinguir donde se encuentra la línea que separa lo real de la ilusión óptica, creados hábilmente por la mano del artista callejero portugués Odeith, que parecen flotar en el aire como si de esculturas 3D se tratara. Un trabajo digno de admirar, en el que Odeith comenzó a adquirir cierta fama, gracias a un impresionante retrato de Bob Marley (el cual podéis encontrar en su página web).

Murales increíbles que parecen flotar en el aire

Pero… ¿cómo consigue dar esa sensación de realismo?

Empleando a su antojo técnicas tan básicas en el mundo del dibujo como el sombreado y la perspectiva en lugares tan usuales como las esquinas de los edificios. Dos técnicas, que combina con un gran dominio del color y el aprovechamiento del entorno que rodea a su obra. Aprovechamiento, con el que consigue que la ilusión perdure mucho más en nuestra retina, pintando las sombras que sus diseños podrían proyectar, en el caso de que fueran reales, sobre el suelo que las circunda, así como dotando a las letras, cosas o animales de volumen y diferentes tonos de color con los que parece que estos se encuentran bajo la influencia de la luz natural.

Más obras de este artista en: Odeith Graffiti Artist

Murales increíbles que  parecen flotar en el aire

Murales increíbles que parecen flotar  en el aire

Murales increíbles que parecen flotar en el  aire

Posts relacionados