Cuando escuchamos a algunas personas hablando sobre la escultura, todos pensamos de forma automática en esas aburridas moles de piedra o metal modernas a las que tan solo un pequeño grupo de entendidos en la materia, lograr encontrarles lo que el artista quería transmitir con ellas. Por suerte para el común de los mortales, no todos los artistas realizan sus creaciones para agradar a un público en particular.

Cada vez son más los escultores, que como la húngara Judit Rita Rabóczky, deciden poner su obra al alcance de todos los públicos, utilizando figuras fácilmente reconocibles y materiales cotidianos.

Esculturas muy divertidas construidas con cables    colores

¿Qué tipo de obras realiza Judit Rita Rabóczky?

Esculturas con formas antropomorfas, realizadas con cientos de esos los cables de colores que vemos habitualmente cuando arreglamos un enchufe o cuando pasamos por alguna casa que se encuentra en construcción.

Unos cables muy maleables (por dentro están hechos de hilos de cobre que conducen la electricidad), a los que dependiendo de la emoción que desee representar, preserva con su envoltorio original de colores o los despoja de él, creando estas maravillosas esculturas de seres humanos realizando acciones tan divertidas como andar sobre las palmas de sus manos o mirar por debajo de las piernas.

Descubre más en:  Judit Rita​ Rabóczky

Esculturas muy divertidas construidas con cables   colores
Esculturas muy divertidas construidas con cables de colores

Esculturas muy divertidas construidas con cables colores

Posts relacionados