Un trío de preciosas niñas, hijas del artista John Wilhelm, a las que su padre decidió utilizar como modelos pare crear divertidas instantáneas con la ayuda de su fiel cámara de fotos y un programa de edición digital. Decisión, que tomó hace algo más de tres años, tras aburrirse de tener en casa las mismas y aburridas fotos que sus amigos tienen de sus hijos.

Mila Button and Lou-ke the Engine Driver

Decidido a darles un aire diferente, se puso manos a la obra con la manipulación digitial y aunque en principio no pensó que iba ser capaz de conseguir resultados “profesionales”, parece que no se le está dando nada mal.

¿Cómo consigue que sus pequeñas se presten a posar para él?

Ayudándose de la natural disposición de sus hijas para dejar que su padre les haga fotos y de su imaginación. Y es que para que estas preciosas escenas puedan quedar de la manera en la que John tiene en mente, inventa una historia que les cuenta a sus pequeñas, para que estas entren en situación, siendo mucho más sencillo conseguir en el momento de hacer la foto, la expresión que él necesita. Algo que debe hacer con bastante rapidez, ya que si tarda demasiado tiempo, ellas pierden por completo el interés por la historia.

Más imágenes en: John Wilhelm

Conoce todas su novedades: John Wilhelm

Escenas de fantasía protagonizadas por tres simpáticas niñas

Escenas de fantasía protagonizadas por  tres simpáticas niñas

Escenas de fantasía  protagonizadas por tres simpáticas niñas

Posts relacionados