Doce son los años que lleva ayudando la artista estadounidense Paula Strawn a los padres de pequeños con el síndrome de la cabeza plana. Una enfermedad, bastante común en los recién nacidos, que hace necesario la colocación de un horrible casco ortopédico de color blanco, para conseguir corregir esta pequeña deformación craneal.

Un elemento, que esta artista comenzó a llenar de colorido por culpa de un amigo, que le pidió que decorara esa cosa tan horrible que llevaba su nieta puesta en la cabeza. Una pintura que al pediatra que trataba a la pequeña, le pareció tan sumamente increíble, que no dudo un momento en pedirle que pusiera todo su arte a disposición de los padres de otros niños con la misma enfermedad. Una idea que le pareció tan estupenda, que lleva realizando este fantástico trabajo desde entonces.

Cascos decorados

Un trabajo que va mucho más allá de un acabado bonito, ya que ayudan a los padres de los pequeños a evitar que miren a sus hijos como bichos raros, permitiéndoles relacionarse de forma mucho más natural con la gente que les rodea, gracias a sus simpáticos diseños inspirados en algunas de las obras más conocidas de la pintura, dibujos animados, personajes de libros….etc.

Descubre más cascos: Lazardo

Mira otras de sus obras: Paula Strawn

Cascos decorados para olvidar la enfermedad

Cascos decorados azul

Cascos decorados animales

Posts relacionados