Una impresionante obra realizada por la artista australiana Meredith Woolnough, en la que homenajea a la naturaleza utilizando para ello una técnica en la que se encuentran entrelazadas dos labores tan diferentes como la pintura y el bordado. Dos procesos, que juegan un papel fundamental en su obra, con los que consigue reproducir a la perfección detalles tan complicados como los nervios de las hojas de los árboles.

Bordados  que imitan la fragilidad de la naturaleza

Bordados, que no son exactamente como ahora mismo te los estás imaginando, ya que los de Meredith Woolnough no se encuentran sujetos a ningún tipo de soporte de tela. Son estructuras frágiles, con la forma de hojas, corales, caracoles marinos…etc., que tan solo se sustentan a un papel por medio de alfileres.

Para conseguirlo, primero crea el diseño que desea reproducir en un paño y lo cose como si se tratara de una obra normal. Cuando todo está terminado, elimina la tela cuidadosamente, quedándose con el dibujo que ha realizado previamente. A continuación, elige el soporte donde desea colocarlo y lo fija a él tal y como hemos dicho un poco más arriba, dejando algo de espacio entre el diseño y su suporte para que las sombras y la profundidad le den ese toque final de originalidad.

Otros bordados en: Meredith Woolnough

Bordados que imitan la fragilidad de la naturaleza

Bordados que imitan  la fragilidad de la naturaleza

Posts relacionados