Unas fantásticas obras, que el británico Matthew Simmonds crea en su taller, como si se tratasen de aquellos pequeños estudios preparatorios realizados por los mejores arquitectos del Barroco y el Románico, antes de comenzar a construir el edificio (aunque ellos los hacían en materiales mucho más perecederos que el mármol). Pequeñas ventanas al pasado, creadas en un material tan noble como el mármol, a las que Simmonds trata con tanto esmero, que parece casi imposible que algo tan preciso salga de la mano de un ser humano.

Bloques de mármol que encierran preciosas obras de arte

Obras creadas en el interior de un tosco exterior marmoleo, que ofrecen hasta el más mínimo de los detalles de elementos decorativos tan complicados de replicar en ese tamaño, como los capiteles de las columnas o el artesonado de los techos. Un trabajo digno de admirar, para el que ha tenido que realizar una intensa labor de documentación y observación de las mismas, con el fin de calcular las proporciones a utilizar y no caer en errores pudieran estropear el conjunto.

Algo tan bello, que demuestra que la aparente tosquedad del envoltorio, puede servir para resguardar unas creaciones tan maravillosas como las estructuras que reproducen tan minuciosamente.

Otras obras de este artista en: Matthew Simmonds

Bloques de  mármol que encierran preciosas obras de arte

Bloques de mármol que encierran preciosas  obras de arte

Bloques de mármol que encierran preciosas obras de  arte

Posts relacionados